Turismo

  • Jiutepec

Información

" Municipio de Jiutepec "

 "Xiutepek" En el Cerro Verde o Turquesa


Jiutepec, debe ser escrito Xiutepek, provienen sus raíces etimológicas del xiu-itl, "yerba, año o turquesa por su color verde"; tepe-tl, " cerro, loma o monte" y k contracción de ko, adverbio de "lugar", y quiere decir: " En el cerro verde o de turquesa", en donde según la tradición existen tales gemas.

  • El olvidado del Señorío de Xiutépetl

Si hay en Morelos una cultura prehispánica olvidada es el antiguo Señorío de Xiutépetl, que ocupó nuestro municipio y que siguiendo la línea del río Agua Salada, llega hasta la región del actual municipio de Zacatepec.
  Entre los siglos XII y XIII llegan a la región del hoy Morelos una de las tribus de habla náhuatl que salieron de mítico Chekume ustutl (Chicomostoc), y que al paso del tiempo, llegaron a formar grandes e importantes señoríos como el mencionado de Xiutépetl. 


Motivo del interés que tenían los aztecas por dominar los señoríos tlahuicas era que en la región, se cultivaba algodón y se tejían diversas variedades de telas y prendas de vestir. Los pueblos sometidos al poder de Cuauhnáhuac ( la actual Cuernavaca), entre ellos Xiutépetl, eran los mejores artesanos para estas prendas. La calidad del tejido y de los tintes utilizados era ampliamente reconocido. 


Igualmente se producía un exquisito arte plumario, en especial los trajes de guerrero, de los cuales los aztecas lo exigían como tributo. 


  • El Marquesado de Cortés 

A la llegada de los españoles, la población que se calculaba habitaba la región conocida hoy como Morelos era de 800,000 habitantes. El conquistador Hernán Cortés considero de gran importancia conquistar las tierras que se encontraban alrededor del Tenochtitlán, asiento del poder mexica. Especial cuidado le dedico a la rica región de tierra de caliente, debido a su importancia en la estrategia militar seguida por los castellano y a su riqueza, en productos agrícolas que eran mandados a los tenochcas. El 11 de abril de 1521 los habitantes de Jiutepec concentraron tropas para enfrentar a Cortés, pero fueron derrotados por éste. Cortés estuvo en este lugar los días 11 y 12 cuando salió para atacar a la ciudad de Cuernavaca.


Al término de la conquista militar las tierras de la mayor parte del actual Morelos le fueron dadas al conquistador Hernán Cortes, que las integró al llamado Marquesado del Valle de Oaxaca, por supuesto Jiutepec, quedó a integrado los dominios señoriales de Don Hernan Cortés. 


  • Época colonial 

Por la fertilidad de sus tierras, la abundancia de agua y la disponibilidad de mano de obra se asentaron en este territorio cuatro haciendas: San Gaspar, Atlacomulco, Dolores y San Vicente, además de varios trapiches como el de Asesetle.


Debido al descenso demográfico de los siglos XVI y XVII en que desaparecieron diversos poblados y varios parajes quedaron despoblados, muchas tierras del municipio quedaron sin cultivar; lo que permitió una primera expansión de las haciendas, lo que obligó a los propietarios de los ingenios a importar mano de obra esclava. 


De esta forma en los reales, se empezó a formar una sociedad mestiza en la que convivían población negra, los indígenas de los pueblos, criollos y mestizos administradores. Debido a la cercanía de los pueblos con las haciendas, la sociedad de Jiutepec empezó a ser mas mestiza que otras del país, debido al intercambio cultural y racial entre indios de los pueblos blancos y negros de las haciendas.


  • Siglo XIX

A lo largo del siglo XIX los conflictos de los pueblos con las haciendas por el uso del agua y las tierras fueron una constante, por lo que los pueblos establecieron diversas estrategias par conservar sus tierras, controlar su territorio y mantener su autonomía. Entre otros mecanismos de defensa adoptados por diversos pueblos fueron el reelaborar su historia, de esta forma en Tejalpa y Jiutepec se conservan documentos como el llamado "Libro Negro" en donde se ve que los pobladores del siglo XIX recurrieron al Archivo General de la Nación para tener bases históricas para sus reclamos sobre su territorio.


Este escenario, permitió el surgimiento del bandolerismo social que en Morelos recibieron el nombre de “Los Plateados”, siendo esta región uno de sus principales escenarios, ya que se refugiaban en la Sierra Negra que se encuentra en los limites de los municipios de Jiutepec y Yautepec.

La presión de la hacienda de San Vicente sobre las tierras del pueblo de Amatitlán fue de tal magnitud, que obligó a los pobladores a desplazarse cerca de Cuernavaca abandonando su pueblo. En 1852 se facultó al gobernador del Estado de México, para aprobar la enajenación de terrenos del pueblo de Jiutepec en favor de la hacienda de Atlacomulco.


  • Siglo XX

Periodo revolucionario

El agudizamiento de los conflictos entre pueblos y haciendas llevo a la revolución de 1910 en que los habitantes de Jiutepec participaron ampliamente. En el Texcal se efectuaron una gran número de batallas, ya que era una lugar propicio para emboscar a las fuerzas federales, además de que servía de refugio a las familias en las cuevas existentes.


El Texcal sirvió de centro de operaciones al general Amador Salazar y desde allí se planearon varios ataques en contra de las tropas federales como los combates ocurridos cuando 160 zapatistas se posesionaron del Ojo de Agua en Tejalpa el 12 de abril de 1913 y atacaron a las tropas federales, las cuales repelieron el ataque, retirándose los rebeldes al Texcal. Al día siguiente, los rebeldes estaban otra vez en el Ojo de Agua por lo que el capitán Martínez salió a combatirlos, los tiroteó en la hacienda de La Soledad y los persiguió, pero como ya eran muy numerosos (más de 300) se replegó a Tejalpa, en donde combatió en contra de otros rebeldes que ocupaban ese poblado, y ante la superioridad numérica de ésos tuvo que retirarse a Jiutepec. Como se ve en este breve pasaje, en realidad era el pueblo en armas quien combatió en contra del mal gobierno y los pueblos defendían su autonomía. 

El pueblo de Jiutepec fue quemado varias veces en represalia a que en este municipio se les infringieron varias derrotas a las tropas federales. Ello fue posible debido a la abundancia de árboles, tecorrales, barrancas y apantles los cuales facilitaban el efectuar emboscadas. Debido a ello cuando los federales entraron al estado en 1916, realizaron una masacre de jiutepequenses: "En Jiutepec, el 3 de mayo, el general carrancista, Rafael Cepeda reunió a 225 prisioneros y luego de hacerles juicios sumarísimos los fusiló a todos". (Noticia publicada en los periódicos El Demócrata el 10 de mayo de 1916.)


En 1914 la hacienda de Atlacomulco funcionó como cuartel general del ejército libertador del sur durante el sitio que se puso a la ciudad de Cuernavaca. 


  • Periodo Posrevolucionario 

Después de la guerra, los pueblos recuperaron parte de su autonomía y siguieron gobernados según sus usos y costumbres como señala Don Filemón Tapia: "En ese tiempo, había un gran árbol, quizá el más grande de todos los árboles que existían en Jiutepec; ese árbol, según versiones, existía desde cuando el reinado de los tlahuicas, o sea, antes de la conquista. Este árbol estaba dentro del atrio de la iglesia entrando por el área principal a mano derecha y se le llamaba ceiba. Me tocó ver cabildos y ceremonias al pie de ese gran árbol, elegir a los representantes de la iglesia, un mayordomo y sus más cercanos colaboradores".


Al mismo tiempo, los revolucionarios empezaron a ocupar los espacios y fue reconfigurado el poder político del estado. Así además de realizarse una radical reforma agraria que desapareció el sistema de haciendas se realizaron otras medidas políticas. De esta forma varios de los Reales de hacienda adquirieron la categoría de congregaciones con el fin de que sus pobladores, antiguos peones, tuvieran autoridades que pudieran hacer solicitudes de ejidos. Así el 31 de julio de 1932,se dio el cambio de categoría de población a el Real de San Antonio Atlacomulco; el 10 de septiembre se elevó a la categoría de Congregación al Real de San Gaspar. 


Atractivos Turísticos: 

Por la abundancia de agua se han establecido balnearios en la localidad: El Texcal, San Ramón y los ejidales: Las Fuentes y Chapultepec.

En el Municipio se encuentran los dos más importantes hoteles del Estado: La Exhacienda de Cortes y el Camino Real Sumiya.


Las fiestas tradicionales atraen a un gran número de peregrinos y visitantes. El carnaval y el primer viernes de cuaresma. 


Jiutepec, Mor., México